sábado, 31 de julio de 2010

Fragilidad.

No puedes llegar a imaginar lo frágil que soy... ¿ves esta aura de seguridad, esta imagen de chica fuerte que te mira a los ojos con fuerza? Es una burbuja, una fachada creada a raíz de las miles de veces que alguien ha conseguido hacerme daño.

Si buscaras en un diccionario la palabrá frágil, debería salir mi nombre en la última acepción. Porque soy así, frágil, débil. Muchos creen que soy fuerte, lo afirman amigos, profesores, familiares... "Nadie aguantaría lo que tú", han dicho muchos, pero en verdad nadie sabe lo rota que estoy por dentro, nadie puede ver los pedazos que hay en mi interior, nadie ve como día tras día mi corazón se recompone, lleno de heridas cosidas que tratan de abrirse, a cada latido. No soy fuerte, créeme. A cada paso que doy miro el suelo, el cielo y alrededor. Pienso 40 veces antes de caminar y nunca jamás piso con demasiada seguridad, tengo miedo que mi peso pueda romper ese suelo y caer otra vez.

No sabes la de veces que oigo en mi interior su voz, otra vez. No sabes como me acompañan sus palabras, después de tanto tiempo "No vales para nada, nadie te quiere, te vas a quedar sola". "Nadie ahí fuera va a aguantarte más que yo, ¿Quién querría estar con alguien como tú? Si alguien te quiere, ¿sabes por qué es? POR INTERES, sólo por eso, no ves que eres una lista, les vas bien y cuando te usen, se olvidarán de ti". Y no importa que pase hoy o mañana, no importa lo feliz que me sienta o lo segura que me levante, siempre hay algo que me lo recuerda. Algo que me dice que no me confíe, porque voy a caer, seguro que voy a caer... y debo estar preparada para el golpe, una vez más.

¿Sabes lo que es conocer a alguien y estar esperando a que te decepcione? Tener tanta seguridad que antes de que ocurra nada, tu ya presupones que esa persona acabará por dejarte, por huir de ti, o peor, por hacerte daño, porque es lo que te ha tocado, es lo que tú mereces, porque nadie en su sano juicio va a elegirte antes que a otra persona. Eso es horrible. No lo pienso, pero una voz en mi cabeza lo dice a cada segundo, siempre que estoy con alguien, me recuerda lo poco que valgo y lo mucho que tengo que perder si la otra persona me conoce, no para de hablar, no para de repatearme por la cara lo mal que lo he pasado y la de palos que me han dado, para que no se me olvide, para que no me pille desprevenida.

No importa quién sea, sobretodo si es un chico, siempre estoy esperando a que pase algo, porque pasará... no soy lo suficientemente buena para él, y lo tengo grabado. No importa lo mucho que me repita a mi misma lo mucho que valgo, porque en el momento justo en que me sienta un poco mal, aunque sea sólo mínimanente... esa voz estará ahí, y me recordará lo poco que valgo, y lo poco que tengo que ofrecer. Siempre estará la pregunta de: ¿por qué sigue aquí? Podría estar con cualquiera mejor que yo...

No sabes lo duro que es enfrentarse a todo esto día a día, que te va consumiendo. Tengo miedo, y me siento muy frágil. Pero nunca tengo dónde decirlo.. o a quien. ¿Qué? Reconocer que soy una imbécil y una debilucha, que no puedo con mi alma y que las palabras de él me siguen atormenando, no soy capaz, no quiero sentirme más débil aún delante de ellos, no quiero que me tengan pena... prefiero que sigan pensando que soy tan fuerte que nada me importa, y que cuando hagan algo que me rompa por dentro, crean que me voy a recomponer en dos minutos, aunque sea incapaz de olvidarlo en la vida.

No soy fuerte... sólo hago ver que lo soy.

1 comentario:

Ramon Mejía dijo...

El simple hecho de aceptar una fragilidad natural o inducida, te hace fuerte... Si los demás te dicen que eres fuerte, es por que para ellos lo eres realmente,y, de una forma u otra, te sobrepones a lo malo aparentando que no tiene mayor importancia... solo eso es símbolo de una fortaleza que obviamente mas allá de lo anímico, y que llega a ti como persona, como una ser humano.
Como alguien que puede decidir libremente sobre lo que va a hacer con su vida.

A veces he llegado a sentirme en una burbuja, y de hecho creo que, al igual que tu, lo estoy, pero no dejo que los demás vea a travéz de ella... aparentar fortaleza es en si una virtud cuando uno está lastimado...

Me encantan las personas como tu, que reconocen sus situaciones y no temen compartirlas como método de desahogo -y un argumento mas a favor de que tienes fortaleza-

Bueno, visitaré tu burbuja cada vez que pueda, y trataré de dejarte mis pensamientos...

Yo te invito a mi Túnel... nadie entra ni nadie sale, pero con solo verlo te bastará para saber lo que hay dentro... se que lo descubrirás...

un beso!

http://lucidaspesadillas.blogspot.com

SOBRE EL CONTENIDO

No se permite la reproducción total o parcial y en ningún soporte y para fines comerciales, de ninguno de los textos de esta página, sin que medie la autorización del autor. Los textos de esta página son para uso personal de su autor, y en caso de que terceros los utilizaran total o parcialmente en cualquier publicación venal (bien virtual o por cualquier otro medio presente o futuro) se citará siempre la autoría y la fuente original, creando si fuere posible, un vínculo a la misma.Todo el contenido literario de este blog, salvo indicación expresa que se haga, es propiedad de Neus Cámara Gutiérrez.2009.