lunes, 21 de noviembre de 2011

Tu olor

Hacía bastantes días que no le veía, hacía muchos días y desde lejos ya sabía que era él. Yo misma me he dicho tranquilízate, no pasa nada, sólo párate y saluda, normal, es él, el de siempre, hay confianza. Pero mi corazón latía demasiado rápido y no sabía que cara poner, me sentía idiota, entonces al darme cuenta de que iba con mi madre él ha saludado, pero no se ha parado y yo me sentía gilipollas, quería decirle ¡Hola! ¿Qué tal? No era suficiente decir adiós, y entonces... ese maldito olor otra vez, ¡otra vez ese aroma indescriptible que ha erizado toda mi piel! ¡Cómo puede oler tan asquerosamente bien! ¡Sentía como todo mi cuerpo reaccionaba a ese olor! Y mi corazón gritaba gírate y bésale, no importa lo que pase, no dejes que se vaya... pero mi cabeza sabía que ésa no era más que otra absurdidad, que no era el momento ni el lugar, aunque eso mi cuerpo ha tardado unos minutos en entenderlo.

Te deseo... ambos lo sabemos.

2 comentarios:

Imaginativa dijo...

El olor de aquella persona que es tan especial...es increíble.
Una pequeña batalla se libra entre el corazón y la mente. Entre la absurdidad y la razón.
Quién sabe lo que podría haber pasado si tu corazón se hubiera lanzado directamente hacia su boca.

Un saludo ^^

Insana dijo...

jajaja... nooo, qué sensación, qué vida es esa de querer intensamente algo y no poder tenerlo...

SOBRE EL CONTENIDO

No se permite la reproducción total o parcial y en ningún soporte y para fines comerciales, de ninguno de los textos de esta página, sin que medie la autorización del autor. Los textos de esta página son para uso personal de su autor, y en caso de que terceros los utilizaran total o parcialmente en cualquier publicación venal (bien virtual o por cualquier otro medio presente o futuro) se citará siempre la autoría y la fuente original, creando si fuere posible, un vínculo a la misma.Todo el contenido literario de este blog, salvo indicación expresa que se haga, es propiedad de Neus Cámara Gutiérrez.2009.