sábado, 14 de mayo de 2011

monstruos internos

Saltar al abismo siempre tiene su punto interesante, genial. Caminar sobre la cuerda floja y que cada segundo pueda ser el último. Subir hasta lo más alto y dejarse caer, al vacío, sin pensar, ser libre aunque eso signifique el peor de los finales: la muerte. Todos hemos sentido alguna vez esa llamada del lado más oscuro de nuestro ser, una especie de voz que quiere arrastrarnos hacia todo lo malo, el odio, la ira, el riesgo, aunque quizá también la lujuria, el egoísmo, la soberbia… esa parte de nosotros que siempre escondemos, ese monstruo que nunca desaparece de nuestro interior, que en pequeños destellos surge algunas veces y corroe nuestra mente, cambia el curso de nuestra vida. ¿Hasta que punto controlas a tu monstruo y hasta que punto él te controla a ti?

SOBRE EL CONTENIDO

No se permite la reproducción total o parcial y en ningún soporte y para fines comerciales, de ninguno de los textos de esta página, sin que medie la autorización del autor. Los textos de esta página son para uso personal de su autor, y en caso de que terceros los utilizaran total o parcialmente en cualquier publicación venal (bien virtual o por cualquier otro medio presente o futuro) se citará siempre la autoría y la fuente original, creando si fuere posible, un vínculo a la misma.Todo el contenido literario de este blog, salvo indicación expresa que se haga, es propiedad de Neus Cámara Gutiérrez.2009.